FANDOM


Arnaldo de Winkelried Bertoni
http://www.culturaapicola.com.ar/fotos/Bertoni1.jpg
El presidente del Paraguay Eduardo Schaerer y su comitiva en Puerto Bertoni, año 1914. Sentados de izquierda Moisés, la Señora Schaerer, Eugenia, Aurora, el presidente. Adelante, entre Eugenia y Aurora, Linéo. Parados, a la extrema derecha, Moisés (Hijo) y Wienkelried.
http://www.culturaapicola.com.ar/fotos/Bertoni2.jpg
Grupo de familia en Puerto Bertoni, año 1914. Parados, de izquierda: Werner, José Mereles, Aurora, Wienkelried, Santiago Flores, Walter, Liberio, Reto, Juan B. Jiménez, Moisés (hijo). Sentados, de izquierda: Mercedes, Helvecia, Angélica, Moisés, Eugenia, Vera, Inés, y Nietos

Arnaldo de Winkelried Bertoni, también conocido como Arnaldo de Winkelried. Nacido en Suiza el 28 de diciembre de 1878. Muerto en 1973. Segundo hijo de Moisés Santiago Bertoni (como lo conocian en Paraguay) o Moisés Giacomo Bertoni y Eugenia Rossetti.

Su nombre fue dado en honor al héroe suizo Arnoldo da Winkelried, caído en 1386 en la batalla de Sempach, cuando se lanzó contra las filas del enemigo abriendo una brecha en sus filas.

De acuerdo con escritos de Arnaldo Winkelried Bertoni (hijo del emigrante Moisés Bertoni de Tessiner) la abeja doméstica en Paraguay apareció alrededor 1890 importada de Alemania porqué aquí (en Paraguay) son a menudo también la llamadas Abejas alemanas (Apis mellifera mellifera Linneo). Mucho son los criadores tradicionales que les gusta la abeja italiana (Apis mellifera ligustica) y también la abeja caucásica (Apis mellifera caucasica) más raramente importada).

En una de sus obras publicada en 1973, (Avispas y abejas del Paraguay. Asunción. p:57) Bertoni cita lque Apis mellifera llegó a Puerto Bertoni ubicado en las orillas del Río Paraná en Paraguay en el año 1906.

Desde muy joven, Arnoldo se interesa vivamente por la zoología y como ejemplo leemos el comentario de su padre: Winkelried debe continuar sus colectas y estudios ornitológicos; por lo demás es éste un muchacho que no necesita de universidad para estudiar y perfeccionarse, dotado como está, de una vocación excepcional y de una dedicación ejemplar. Tiene 17 años y es ya un hombre de 30. Dichas colectas unos años más tarde, en 1901, se volcarían en su primera publicación: Aves nuevas del Paraguay. Moisés ve en Winkelried a su primer continuador: es él entre mis hijos al que la naturaleza y las circunstancias parecen haber designado como el mejor sucesor de nuestra línea, el mejor indicado para transmitir a la posteridad, con nuestra sangre, una herencia intelectual. El padre lo exonera de las labores del campo, le da una casa propia y diría: él tiene sus 24 horas absolutamente para él solo, una casa aparte donde no llega ningún ruido, en suma, la tranquilidad completa y la libertad absoluta. Entre 1903 y 1906 es profesor de Zootecnia y Zoología en la Escuela de Agricultura y Granja Modelo.

En 1910 se publica en Paraguay el primer artículo suyo sobre insectos himenópteros, artículo que constituía un adendo a su célebre trabajo Contribución á la biología de las avispas y abejas del Paraguay que, enviado ese mismo año al editor, vería la luz recién al año siguiente en los Anales del Museo de Historia Natural de Buenos Aires en 1911. Los himenópteros lo mantendrán ocupado larga e intensamente en su carrera profesional, en una serie de publicaciones que culmina en 1934. Describe alrededor de una cincuentena de especies nuevas sobre todo de la familia Vespidae, pero también algunas abejas (en colaboración con Kurt Schrottky), y varias avispas de las familias Trygonalidae y Sphecidae, no sólo de Paraguay, sino también de otros países latinoamericanos.

Su relación con los mayores especialistas de la época se hace notar si revisamos sus colecciones, de alcance casi mundial, en donde encontramos ejemplares identificados por personalidades como Jean Brèthes de Buenos Aires, Adolph Ducke de Belem, Flaminio Ruiz de Santiago de Chile, Edoardo Zavattari de Turín o Kurt Schrottky quien, luego de vivir en Puerto Bertoni y casarse con una de las hermanas de Winkelried, vive cerca de Encarnación.

En 1912 se publica la primera edición de su Catálogo sistemático de los vertebrados del Paraguay, primera contribución a la gran obra planeada por el padre, cuya segunda edición será publicada en 1939. Pero Winkelried, espíritu contemplativo, puritano riguroso y poco comunicativo como lo describiría su padre, no acepta la visión totalizante y enciclopedista de aquél, opta por dedicarse exclusivamente a la zoología, es rebelde y Moisés comentaría: no quiere que su trabajo se confunda con el del resto de la familia, desde hace años no me habla más que para contradecirme, no acepta jamás una idea mía, mostrando un evidente placer en mostrarme que no he tenido razón o que me he equivocado sobre tal o cual cosa. Se place en ser mi antítesis.

La pugna estalla cuando Winkelried rechaza de lleno el matrimonio largamente planeado para él por su padre. Al fin, en 1917, abandona Puerto Bertoni y junto con su hermano Guillermo Tell se instala definitivamente en Asunción, continuando soltero de por vida, trabajando para el Departamento de Fomento y continuando sus estudios zoológicos, que lo harán merecedor de ser actualmente considerado el único científico puro de la familia. Deja caer en el vacío toda oferta de colaboración regular o de retornar a Puerto Bertoni. Es miembro de la Sociedad Científica del Paraguay. Durante la década de 1930 es profesor de Zoología, Zootecnia, Entomología y Fitopatología en la Escuela Superior de Agricultura, y de estas últimas dos materias en la Escuela Nacional de Agricultura Mariscal Estigarribia y el Colegio Nacional de Agricultura Mariscal Estigarribia durante la década de 1940, cuando por otro lado forma parte del comité fundador de la Academia de Ciencia y Cultura Guaraní. Hasta muy entrado en años sigue colaborando con otros autores en la elaboración de textos sobre historia natural en Paraguay. Muere en 1973.

Sus colecciones de vertebrados han sido tremendamente saqueadas y lo que queda permanece en parte en Puerto Bertoni y en parte en la sede de la Sociedad Científica del Paraguay. Sus colecciones de insectos, milagrosamente aun bastante completas, están depositadas en la sección invertebrados del Museo Nacional de Historia Natural del Paraguay.

Publicaciones Editar

  • Arnaldo de Winkelried Bertoni. (1973). Avispas y abejas del Paraguay. Asunción. p:57. Antonio Bierzychudek agradece en su obra titulada Historia de la apicultura argentina al Dr. Pedro Antonio Boggino, por el ejemplar de la obra enviado desde el Paraguay.
  • A. de W. Bertoni, 1914. Fauna paraguaya. Catálogos sistemáticos de los vertebrados del Paraguay. M. Brossa, Asunción, pp. 1-86.
  • A. de W. Bertoni, 1939 Catálogos sistemáticos de los vertebrados del Paraguay. Rev. Soc. Cient. Paraguay, 40 (4): 3-58.

Artículos en honor al autor Editar

  • Contreras Julio Rafael, 2003. En el centenario de una obra valiosa en la historia de la ciencia paraguaya: Arnaldo de Winkelried Bertoni y su “Aves nuevas del Paraguay” (1901). Revista de la Sociedad Científica del Paraguay, 8 (14): 79-103. Asunción, Paraguay. [Artículo].

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar