FANDOM


Charles Bonnet (13 de marzo de 1720 - 20 de mayo de 1793), naturalista suizo y al escritor filósofo, vivió en Ginebra, de una familia francesa emigrada a Suiza por la persecución religiosa en el siglo XVI.

Se escribe con Adam Gottlob Schirach sobre apicultura. Es coautor conjuntamente con Schirach en la versión en francés de la obra titulada: Histoire naturelle de la reine des abeilles, avec l'art de former des essaims. Adam Gottlob Schirach; Charles Bonnet; Jean Jacques Blassière. Editorial: A La Haye: Chez Frederic Staatman, libraire ..., 1771.

Ese mismo año se publica la obra titulada: Adam Gottlob Schirach; Jean Jacques Blassière. (1771). Histoire naturelle de la Reine des Abeilles, avec l'art de former des essaims: on y a ajouté la correspondance de l'auteur avec quelques sçavans, et trois mémoires de l'illustre Bonnet de Genève sur ses découvertes. Editorial: La Haye, 1771.

Era abogado, pero las ciencias naturales su pasión. El cuento de la hormiga-león en el espectáculo de la nature de Noël-Antoine Pluche (Spectacle de la nature), que leyó llamó su atención por la vida del insecto. El procuró el trabajo de René Antoine Ferchault de Réaumur sobre insectos, y con la ayuda de los especímenes vivos se pudieron hacer numerosas observaciones a las de Réaumur y de Pluche. En 1740 comunicó a la academia de ciencias un trabajo que contenía una serie de observaciones para establecer los experimentos de lo que hoy denominamos partenogénesis en áfidos (pulgones), lo que le permitió ser admitido como miembro correspondiente de la academia. En 1741 comenzó a estudiar la reproducción por la fusión y la regeneración de partes perdidas en el hydra de agua dulce y otros animales; y en el año siguiente él descubrió que la respiración de las orugas y de mariposas es realizada por los poros, a los cuales denomina como estigmas. En 1743 lo admitieron como miembro la Sociedad Real; y en el mismo año se doctoro en leyes una profesión que había sido siempre desagradable para él.

Su primer trabajo publicado apareció en 1745, titulado Traité d'insectologie, en el cual fueron recogidos varios descubrimientos con respecto a insectos, junto con un prefacio en el desarrollo de los gérmenes y de la escala de seres organizados. La botánica, particularmente las hojas de las plantas, atrajo su atención; y después de que varios años del estudio, molesto por la perdida gradual de su vista, publica en 1754 un trabajo muy original titulado Recherches sur l'usage des feuilles dans les plantes; en cuáles entre otras cosas avanza en muchas consideraciones que tienden a demostrar que (al igual que posteriormente lo hizo Francis Darwin) las plantas se dotan con energías de la sensación y del discernimiento. Pero si bien esto no era cierto, lo hizo transformar la filosofía. En 1754 publica su Essai de psychologie en forma anónima en Londres. Esto fue seguida por Essai analytique sur les facultés de l'âme (Copenhague, 1760), en el cual desarrolla sus opiniones con respecto a las condiciones fisiológicas de la actividad mental. Luego publicó una obra sobre física Considerations sur les corps organisées (Amsterdam, 1762), diseñados para refutar la teoría de la epigénesis, y para explicar y para defender la doctrina de gérmenes preexistentes. En su Contemplation de la nature (Amsterdam, 1764-1765; traducido al italiano, alemán, inglés y holandés), es uno de los trabajos más populares. La teoría que todos los seres en naturaleza forman una escala gradual que se levanta de lo más bajo posible a lo más alto posible, sin ninguna rotura en su continuidad. En su trabajo Palingénésie philosophique (Ginebra, 1769-1770); trata del pasado y del futuro de seres vivos, y apoya la idea de la supervivencia de todos los animales, y perfeccionar de sus facultades en un estado futuro.

En 1760 él describió un síndrome ahora llamado Síndrome de Charles Bonnet, en el cual el complejo de alucinaciones visuales vividas, (percepciónes visuales ficticias) ocurren en la gente psicologicamente normal. (Él lo documentó en su abuelo de 87 años, que estaba casi ciego de cataratas en ambos ojos pero los hombres percibidos, las mujeres, los pájaros, los carros, los edificios, las tapicerías y los patrones del andamio) la mayoría de la gente afectada tiene poca vista, no obstante el fenómeno no ocurre solamente en los ancianos o en quienes tienen problemas visuales; puede también ser causado por el daño en el cerebro óptico.

La vida de Bonnet fue solitaria. Él nunca aparece en Suiza, ni tomo parte en asuntos públicos a excepción del período entre 1752 y 1768, durante los cuales era un miembro del consejo de la república. Los veinticinco años anteriores los pasó reservado en el país, en Genthod, cerca de Ginebra, en donde murió después de una larga enfermedad el 20 de mayo de 1793. Su esposa era una señora de la familia De la Rive. No tenían ningún hijo, pero criaron un sobrino de se señora Horace-Bénédict de Saussure, como si fuera su hijo.


El sistema filosófico de Bonnet dice: El hombre es un compuesto de dos sustancias distintas, la mente y el cuerpo, uno inmaterial y el otro material. Todo el conocimiento se origina en sensaciones; las sensaciones siguen (si como efectos físicos o como secuencias que Bonnet no conoce) vibraciones en los nervios apropiados a cada uno; y pasado, los nervios son hechos para vibrar por el estímulo físico externo. Un nervio fijó una vez en el movimiento por un objeto particular tiende a reproducir ese movimiento; de modo que cuando una segunda vez recibe una impresión del mismo objeto vibre con menos resistencia. La sensación que acompaña esta flexibilidad creciente en el nervio es, según Bonnet, la condición de la memoria. Cuando la reflexión que es, el elemento activo en la mente que se aplica a la adquisición y la combinación de sensaciones, esas ideas abstractas se forma de las cuales, aunque distinguidas generalmente, sean así simplemente las sensaciones en la combinación solamente. El que pone la mente en actividad es placer o dolor; la felicidad es la meta de la existencia humana.

La teoría metaphysical del capo se basa en dos principios prestados de Leibniz primero, ése allí no es actos sucesivos de la creación, sino que eso el universo es terminada por el solo acto original de la voluntad divina, y se mueve después de eso encendido por su propia fuerza inherente; y en segundo lugar, ésa allí no es ninguna rotura en la continuidad de la existencia. El divino que es creado originalmente una multiplicidad de gérmenes en una escala graduada, cada uno con una energía inherente del autodesarrollo. En cada paso sucesivo en el progreso del universo, estos gérmenes, según lo modificado progresivamente, anticipados más cerca a la perfección; si no lo hicieran algunos avanzados y otros habría un boquete en la continuidad de la cadena. Así no el hombre sólo sino el resto de las formas de existencia es inmortales. Ni es del hombre de la mente el immortal solamente; su cuerpo también pasará en la etapa más alta, no, de hecho, el cuerpo que él ahora posee, solamente más fino de el cual el germen existe actualmente dentro de él. Es imposible, sin embargo, alcanzar la perfección absoluta, porque la distancia es infinita. En este asunto del final el capo viola su propio principio de la continuidad, postulando un intervalo entre lo más arriba posible creado el ser y el divino. Es también difícil entender si el avance constante a la perfección. es realizado por cada uno individual, o solamente por cada raza de seres en su totalidad. Se parece, de hecho, haber una oscilación entre dos distintos pero doctrinas análogas--el del adelanto constantemente de aumento de las etapas futuras individuales del pulg. de la existencia, y el del adelanto constantemente de aumento de la raza en su totalidad según las evoluciones sucesivas del globo. En Palingesis filosófico, o ideas en los estados últimos y futuros de los seres que vivían (1770), el capo discutió que las hembras llevan dentro de ellos todas las generaciones futuras en una forma miniatura. Él creyó estos seres miniatura, a veces llamados homonculi, podría sobrevivir incluso los grandes cataclysms tales como la inundación bíblica; él predijo, por otra parte, que estas catástrofes trajeron el cambio alrededor de evolutivo, y que después del desastre siguiente, los hombres hicieron ángeles, mamíferos ganarían inteligencia, y así sucesivamente.

Bonnet tenía una influencia en otros filósofos y pensadores pre-evolutivos; Conocen a James Burnett, señor Monboddo para haber estudiado sus publicaciones en insectos y para haber sido influenciado mientras que él desarrolló conceptos en la progresión de la especie (evolución)

Libros Editar

  1. Caraman, duc de Caraman. (1859). Charles Bonnet, philosophe et naturaliste: sa vie et ses œuvres. Libro Total. PDF 12.063 Kb. A. Vaton. 436 páginas. Agregado Nuevo
  2. Adam Gottlob Schirach; Charles Bonnet; Jean Jacques Blassière. (1771). Histoire naturelle de la reine des abeilles, avec l'art de former des essaims. Editorial: A La Haye: Chez Frederic Staatman, libraire ..., 1771.

Enlaces externos Editar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar