FANDOM


En ecología y otras ciencias de la Tierra se denomina ecosistema a un sistema dinámico relativamente autónomo, formado por una comunidad natural y su ambiente físico. El concepto, que empezó a desarrollarse entre 1920 y 1930, tiene en cuenta las complejas interacciones entre los organismos (plantas, animales, bacterias, algas, protozoos y hongos, entre otros) que forman la comunidad y los flujos de energía y materiales que la atraviesan.

Composición Editar

Un ecosistema está constituido por una comunidad biológica o biocenosis y por un medio físico abiótico, el biotopo o ecotopo. La biocenosis incluye a todos los organismos que aparecen asociados en el ecosistema, con relaciones mutuas de carácter trófico, de competencia o de asociación permanente. El biotopo está configurado por el medio físico en todas sus dimensiones de estructura, composición, parámetros físicos, etc.

Texto en cursiva==Jerarquía== Al concepto de ecosistema se puede llegar con una aproximación anAlítica, descomponiendo la realidad más extensa de la que forma parte, o sintética, considerando la integración de las partes en que está constituido. Para la aproximación sintética partimos de que la existencia de los organismos no puede comprenderse de forma aislada, sino sólo por sus relaciones con los otros organismos, de la misma y de distinta especie, y por su adaptación al medio físico circundante. El ecosistema es así el sistema integrado formado por la asociación de los organismos.

Para la aproximación analítica partimos de la biosfera, de la que observamos que es heterogénea, pero que a la vez dentro de ella son reconocibles partes más o menos homogéneas a las que llamamos ecosistemas. Si no nos detenemos y continuamos con el análisis, descubrimos que dentro de un ecosistema, por ejemplo un bosque, es posible reconocer a su vez partes internas con un grado añadido de homogeneidad e integración interna, por ejemplo el suelo o un tronco muerto. Es decir, encontramos ecosistemas dentro de los ecosistemas. Con el mismo razonamiento, pero en dirección contraria, llegamos a la noción de que la biosfera entera es un ecosistema. la madre'Texto en negrita


no es verdad porque a mi ya me lo pasaron y eso no es que si no crean en estos invesiles

FisiologíaEditar

El funcionamiento de un ecosistema deriva del ejercicio de las funciones vitales de sus pobladores, teniendo en cuenta además la integración entre ellos y con su medio físico. Los nutrientes se reciclan, aunque también puede haber intercambios entre el ecosistema y su entorno, como la entrada de sales minerales en un lago o el aporte de materia orgánica que reciben los ecosistemas oceánicos abisales de los de la zona fótica.

El desarrollo del ecosistema depende sobre todo de la producción primaria, esencialmente a través de la fotosíntesis, es decir, de la génesis de biomasa. Los productores primarios proporcionan la materia prima y la energía que el resto de los organismos, consumidores, necesitan para su crecimiento y supervivencia. La energía fluye a lo largo de la cadena trófica, a la vez que se va disipando, pero los nutrientes globalmente se reciclan. Algunos lo hacen por procesos internos al ecosistema (o a algunos de ellos), como ocurre en el ciclo del nitrógeno. El suelo ocupa un lugar prominante en la circulación de nutrientes, reconvirtiendo a formas inorgánicas lo que llega hasta él en forma de restos orgánicos. Por eso existe una correspondencia estrecha entre desarrollo del ecosistema total y el desarrollo del subsistema edáfico.

Las tasas de fotosíntesis y de respiración son parámetros importantes del ecosistema, como lo es la tasa de crecimiento de la biomasa. En las etapas iniciales de la dinámica ecosistémica la proporción de la producción primaria invertida en el crecimiento de biomasa (producción neta) es relativamente alta. A medida que avanza la sucesión la parte dedicada al puro mantenimiento, representada por la tasa de respiración, se aproxima a la producción primaria total.

Archivo:Part of Great Barrier Reef from Helecopter.JPG
Archivo:Permafrost - polygon.jpg

EstructuraEditar

Al hablar de la estructura de un ecosistema se habla a veces de la estructura abstracta en la que las partes son las distintas clases de componentes, es decir, el biotopo y la biocenosis, y los distintos tipos ecológicos de organismos (productores, descomponedores, predadores, etc.). Pero los ecosistemas tienen además una estructura física en la medida en que no son nunca totalmente homogéneos, sino que presentan partes, donde las condiciones son distintas y más o menos uniformes, o gradientes en alguna dirección.

El ambiente ecológico aparece estructurado por interfases o límites más o menos definidos, llamados ecotonos, y por gradientes direccionales, llamados ecoclinas, de factores físicoquímicos del medio. Un ejemplo es el gradiente de humedad, temperatura e intensidad lumínica en el seno de un bosque, o el gradiente en cuanto a luz, temperatura y concentraciones de gases (por ejemplo O2) en un ecosistema léntico.

La estructura física del ecosistema puede desarrollarse en la dirección vertical, en cuyo caso se habla de estratificación, o en la horizontal.

  • Estructura vertical. Un ejemplo claro e importante es el de la estratificación lacustre, donde distinguimos esencialmente epilimnion, mesolimnion e hipolimnion. El perfil del suelo, con su subdivisión en horizontes, es otro ejemplo de estratificación con una dimensión ecológica. Las estructuras verticales más complejas se dan en los ecosistemas forestales, donde inicialmente distinguimos un estrato herbáceo, un estrato arbustivo y un estrato arbóreo.
  • Estructura horizontal. En algunos casos puede reconocerse, además de la vertical o alternativamente a ella, una estructura horizontal, a veces de carácter periódico. En los ecosistemas ribereños, por ejemplo, aparecen franjas paralelas al cauce fluvial, dependientes sobre todo de la profundidad del nivel freático. En ambientes periglaciales los fenómenos periódicos relacionados con las alternancias de temperatura y la helada/deshielo, producen estructuras regulares en el sustrato que afectan también a la biocenosis. Algunos ecosistemas desarrollan estructuras horizontales en mosaico, como ocurre en extensas zonas bajo climas tropicales de dos estaciones, donde alternan la llanura herbosa y el bosque o el matorral espinosos, formando un paisaje característico cuyas formas más abiertas se llaman sabana arbolada.

DinámicaEditar

Los ecosistemas son ante todo sistemas que cambian, dinámicos, dotados de una capacidad de autoorganización que es expresión de las habilidades autopoyéticas de la vida; y dependientes, como sistemas disipativos, de un flujo continuado de energía libre que casi siempre entra, en forma de luz solar, a través de la fotosíntesis. Los sistemas autoorganizados y disipativos mantienen un estado más o menos estable, estado estacionario, a la vez que permanecen alejados del equilibrio termodinámico; y es a ese estado al que se le alude equívocamente cuando se habla de equilibrio ecológico.

Los cambios en los ecosistemas son de diversos tipos:

  • Cambios periódicos, oscilaciones. Son sobre todo los derivados del ciclo del día y la noche, ciclos circadianos; los derivados de los cambios estacionales, ciclos anuales o circanuales; y, en el caso de la zona intertidal o intermareal, ciclos lunares, controlados por la periodicidad propia de las mareas. En los ambientes marinos y lacustres hay, por ejemplo, una migración diaria vertical del plancton que sigue le evolución de la luz del día.
  • Cambios irregulares, fluctuaciones. Son cambios que se explican por el aspecto caótico de los sistemas complejos, incluso de los más organizados. Derivan de factores como la meteorología o el oleaje superficial. A veces son endógenos, debidos a alteraciones que arrancan en el propio ecosistema, como la explosión demográfica de organismos controladores; de este tipo son por ejemplo las mareas rojas y mareas blancas que se producen irregularmente en regiones oceánicas contiguas a los continentes.
  • Cambios tendenciales. Se reúnen en el proceso de desarrollo progresivo que llamamos sucesión ecológica. La actividad biológica en el ecosistema conduce a una sustitución progresiva de unas especies por otras (el motivo para hablar de sucesión) y a la evolución progresiva de ciertos parámetros, como la biomasa y la productividad, que crecen, o la producción neta, que se reduce cuando se la compara con la respiración. En el ecosistema se amplía a la vez la resiliencia (la resistencia a las perturbaciones) y en general la estabilidad. Se interpreta que es un proceso asintótico, en el que los parámetros fundamentales tienden a estabilizarse en un estadio al que se llama clímax.

Clasificación de ecosistemas Editar

La distinción más importante tiene que ver con el sustrato físico en el que se basa el ecosistema, distinguiéndose así ecosistemas subacuáticos (o acuáticos) y subaéreos (terrestres).

Ecosistemas acuáticos:

  • Marinos. De agua salada. Se clasifican de acuerdo con la zona determinada por la distribución de la luz y la proximidad del fondo.
  • Continentales, generalmente dulceacuícolas. Pueden ser a su vez:
    • Lóticos. Los que se desarrollan en las aguas circulantes, como ríos y torrentes.
    • Lénticos. Los de aguas estancadas, como lagos y pantanos.

Hay muchas formas de clasificar ecosistemas y el propio término se ha utilizado en contextos distintos. Pueden describirse como ecosistemas zonas tan reducidas como los charcos de marea de las rocas y tan extensas como un bosque completo pero, en general, no es posible determinar con exactitud dónde termina un ecosistema y empieza otro. La idea de ecosistemas claramente separables es, por tanto, artificiosa.

Véase también Editar

Enlaces externosEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar