Wikia

Apicultura Wiki

Jalea real

Discusión0
4.214páginas en el wiki

La jalea real es una sustancia segregada por las glándulas hipofaríngeas de la cabeza de abejas obreras jóvenes, de entre 5 y 15 días, que mezcla con secreciones estomacales y que sirve de alimento a todas las larvas durante los primeros tres días, solo la abeja reina y las larvas de celdas reales que darán origen una nueva reina son alimentadas con jalea real. Es una masa viscosa de un suave color amarillo y sabor ácido.

Todas las larvas consumen esta jalea, mas aquellas que serán las futuras reinas reciben una jalea pura, sin polen, mientras que las que serán obreras la reciben con algunos granos de polen. Al tercer día las obreras dejan de recibir jalea y pasan a consumir un concentrado de miel, agua y polen, mientras que las futuras reinas continúan consumiendo la jalea real toda su vida. Esto asegura la supervivencia de las abejas reinas, su mayor tamaño y gran vitalidad para la reproducción. Cabe acotar que la esperanza de vida de una abeja obrera es de 30 a 45 días, mientras que una reina puede llegar a vivir hasta 5 años. Las abejas generan entre 250 g y 300 g de jalea para la alimentación de las reinas.

En su composición podemos encontrar casi un 60% de agua, azúcares, proteínas, lípidos y ceniza. Contiene vitaminas B1, B2, B6, B5 (en gran cantidad), B8, E y PP, y ácido fólico. Tiene, además, antibióticos, gammaglobulina, albúminas, y aminoácidos (arginina, valina, lisina, metionina, prolina, serina, glicina, etc.). Además minerales como hierro, oro, calcio, cobalto, silicio, magnesio, manganeso, níquel, plata, azufre, cromo y cinc.

Entre sus propiedades más reconocidas:

Debido a que se deteriora rápidamente, debe ser conservada a bajas temperaturas de entre 0 y -2 grados centígrados y en recipientes opacos que impidan el paso de la luz.

Consumo de Jalea Real Editar sección

Es factible adquirir jalea real pura en potes de 10 g, o más. Algunas marcas comerciales la venden mezclada con miel, otras pura. Existen cápsulas de jalea real en los mercados. Se la ha preparado en tabletas masticables semejantes a un chicle. La dosis recomendada es de 100 miligramos de producto seco al día durante un período de dos meses, alternando con un periodo similar de descanso. El apicultor extrae la jalea real de celdas reales que dispone en colmenas, al 5 día normalmente antes que las abejas operculen las mismas.

Jalea real Editar sección

Portal Apícola (17/02/06) La jalea real es, como la miel o el propóleos, una sustancia de fabricación apícola. Esta jalea es el alimento de las larvas y de la abeja reina. En la extracción por parte del hombre intervienen pasos que constituyen un proceso de carácter artesanal. Para el ser humano, la jalea posee varios beneficios importantes, tales como ayudar a controlar alergias y potenciar las defensas naturales, entre otros.

¿Qué es la jalea real? Editar sección

La jalea real es una sustancia que las abejas obreras segregan en determinados días de su juventud (entre 5 y 15 días de vida) desde una glándula que poseen en la faringe. Esta sustancia de una masa viscosa de color amarillento y sabor ácido que sirve de alimento para las larvas depositadas por la abeja reina y es el motivo por el cual la abeja reina se asegura una vida más longeva, un mayor tamaño y una gran vitalidad para reproducirse. La composición de la jalea real incluye un 66% de agua, un 12,3% de proteínas, 5,4% de grasas, 12,5% de carbohidratos y un 3% de materias desconocidas. Reúne las siguientes vitaminas: Tiamina, riboflavina, piridoxina, biotina, ácido fólico, nicotinamida, ácido patogénico y en proporciones menores vitaminas A, C, D, E y B-12 Tiene minerales tales como el cobre, calcio, fósforo, hierro, potasio y sílice. Aunque todas las crías consumen la jalea, las futuras reinas reciben una sustancia más pura, libre de polen. Al tercer día de alimentación, las futuras obreras dejan de recibir jalea real y pasan a ingerir un concentrado de miel, agua y polen, en tanto que las que serán reinas la seguirán consumiendo durante todo su vida. La jalea real es la razón por la cual las abejas reinas tienen un tamaño superior, una vida mucho más larga (las obreras viven entre 30 y 45 días mientras que las reinas pueden durar hasta 5 años) y una gran vitalidad para la reproducción, en relación con las obreras, que serán las encargadas de la producción de jalea para alimentar a su soberana.

Efectos que produce en la reina Editar sección

La jalea real posee efectos asombrosos. A solo cinco días de su nacimiento, la larva de la abeja reina ha multiplicado su peso inicial por dos mil y doblado su tamaño con respecto a las abejas obreras. La reina alcanza la adultez en dieciséis días, en tanto que los zánganos demoran veintiuno. Gracias a la ingestión de jalea real, la reina puede hasta sobrepasar los seis años de edad y en una postura pueden hasta generar 2000 huevos, todo dependiendo del resto de las habitantes de la colonia ya que requiere de ellas para alimentarse. La reina es tal exclusivamente por la jalea real, de ella se alimentará toda su vida a diferencia de las abejas normales que solo reciben la sustancia real los tres primeros días desde su nacimiento y después serán nutridas con una mezcla de miel y polen llamado pan de abejas. De cualquier manera, si este proceso de alimentación se detiene un solo día, la reina se convertirá en una simple obrera.

Producción de jalea real Editar sección

El método de producción de jalea real consiste en “engañar” a las abejas con celdas reales artificiales. Para conseguir este fin se elaboraran varillas que contendrán cupulitas que servirán de simuladores de celdas reales. En estas cúpulas se colocarán larvas extraídas de celdas de abejas obreras que servirán de cebo para que las abejas las alimenten con jalea real. Estas varillas se ubicarán en marcos jaleros que se introducirán en las colmenas. Desde el comienzo al fin del trabajo el cuidado y la higiene son aspectos fundamentales

Armado de varillas Editar sección

Lo primero a tener en cuenta en la Producción de jalea real es el armado de las varillas de donde sacaremos la sustancia. Este trabajo consiste en pegar treinta cupulitas, preferentemente de plástico, que se pegarán en un listón de madera y se pueden adquirir en el mercado apícola. Para adherir las cupulitas a la madera es necesario utilizar un pegamento bien consistente. En cada punta de la varilla se dejaran libres 3 cm. Y a partir de ahí se pegan las cupulitas que se tocaran entre sí en el extremos superior. Una vez listas para usar, las cupulitas serán rellenadas en sus fondos con ceben, un líquido compuesto por dos partes de jalea real y una de agua que servirá de alimento para las larvas que contendrá.

La cantidad de varillas a fabricarse dependerá de la cantidad de colmenas que se trabajarán. La relación aproximada es de, por ejemplo, 120 a 150 varillas en 50 colmenas. Es conveniente realizar la tarea anterior con anticipación ya que es aconsejable ubicarlas dentro de una colmena treinta días antes de usarla para eliminar los olores extraños y tomen el perfume de la colonia.

Marco jalero Editar sección

En el marco jalero se colocarán las varillas. Cada colmena debe tener su marco jalero, si poseemos cincuenta colmenas, habrá que contar con cincuenta marcos. Para la construcción de este elemento se en primer término se clava a los dos laterales (B y B`) el cabezal (A) y al tensor se le corta 1 cm. De cada extremo y se lo clava 4cm desde el extremo inferior de los laterales.

Por debajo del tensor se ubicará la varilla con las cupulitas. Para sostenerla se clavará un soporte de madera en el extremo inferior (donde se dejaron los 4 cm) de cada lateral de 3 cm. por 28 cm. El marco debe ser colocado en el medio del alza melaria a comienzos de la primavera ya que de esta forma será labrado rápidamente.

Transferencia de larva Editar sección

Aunque se puede realizar al aire libre, lo aconsejable es realizar la transferencia bajo techo a los fines de evitar un posible pillaje, el mal clima, entre otras cuestiones que podrían complicar el trabajo. Lo ideal es la sala de transferencia y extracción (la extracción de la jalea también se realizará en este recinto) que deberá estar total y cuidadosamente higienizada al igual que las herramientas a utilizar. Para realizar la labor de transferencia de larva se debe contar con una aguja de transferir que puede ser adquirida en el mercado apícola o se puede fabricar. La tarea de transferencia es tal vez la parte más delicada y difícil de la producción de jalea real. La misma consiste en extraer de las celdillas del panal las larvas con la aguja y trasladarlas hasta las cupulitas. La larva se encuentra en la celda sobre una gota de jalea real encorvada en forma de U. con sumo cuidado hay que sacarla con la aguja tomándola por el dorso, nunca por las puntas, y con los mismo recaudos depositarla en la cupulita, para que la cría quede sobre la gota de ceben. Luego se introducirán las varillas en las colmenas.

Extracción Editar sección

Para comenzar con la extracción se debe observar que las varillas, una vez quitadas de las colmenas, poseen una cantidad de jalea real importante. El primer paso de la extracción consiste en quitar la cera sobrante de las cupulitas aceptadas por las abejas. Para este trabajo se puede utilizar un bisturí o algún otro elemento lo suficientemente filoso. Las varillas se apoyan sobre la mesa de trabajo en forma vertical, de arriba hacia abajo, y cuidadosamente se comienza a cortar la cera que sobresale. En segundo término se procede a quitar las larvas, que continuará su proceso de vida. Para sacar las crías se utiliza una aguja similar a la de transferir y se las ubica en un recipiente. Con las cupulitas conteniendo solo jalea real, se comienza a sacar el producto de este trabajo. Para la extracción se puede utilizar una espatulita de plástico cuya punta preferentemente debe ser del tamaño del fondo de la cupulita para poder sacar toda la jalea y contribuir así con el trabajo de limpieza. La jalea real extraída se colocará en un frasco que se cerrará inmediatamente hasta el filtrado.

Limpieza Editar sección

La higiene de las varillas es un aspecto fundamental en la producción de jalea real. Si la varilla y sus cupulitas no tienen la limpieza necesaria las abejas, en lugar de depositar jalea real, van a tratar de higienizarlas. Si quedan restos de jalea de la extracción anterior, se pueden descomponer y emitir un olor que las abejas intentarán erradicar y por lo tanto no aceptarán las cupulitas. La cera con que las abejas han intentado unir las cupulitas es recomendable no quitarla porque de esta manera las cupulitas son más parecidas a una celda real natural, y por lo tanto serán mejor aceptadas por las abejas. Con el fin de no quitarles similitud a las cúpulas con las celdas verdaderas, es importante no rayar, con el elemento que se utilice para la limpieza, el fondo de las cupulitas. Una vez terminada la limpieza de las varillas es vital mantenerlas en un lugar que esté libre de contaminación hasta su reinserción en las colmenas.

Propiedades de la jalea real Editar sección

  • Es energética y estimulante del sistema nervioso.
  • Rejuvenece, mejora la vista y la memoria.
  • Mejora la oxigenación cerebral.
  • Regulariza los trastornos digestivos.
  • Mejora los trastornos cardíacos, previene la trombosis.
  • Se usa para la caída del pelo, problemas de piel, soriasis.
  • Aumenta la resistencia al frío y la fatiga.
  • Aumenta el contenido de hemoglobina, leucocitos y glóbulos rojos en la sangre.
  • Retarda el proceso de envejecimiento de la piel y mejora su hidratación y elasticidad.
  • Aumenta la vitalidad, la longevidad.
  • Rejuvenecedora sexual, anticancerosa.

Desventajas para el ser humano Editar sección

Salvo aquellos derivados de una posible reacción alérgica, que es bastante improbable, no se le conocen hasta ahora contraindicaciones. Aunque si el consumo de jalea real produce algún inconveniente lo más seguro es que se trate de alguno de los aditivos y no de la jalea propiamente dicha. Por eso es recomendable ingerir solamente productos en los cuales se incluya jalea pura, liofilizada o fresca.

Fabricación Editar sección

La manera más apta para el consumo humano de la jalea real es que esta sea fresca, con una mínima manipulación industrial y envasada en ampollas bebibles que impiden la descomposición gracias al inexistente contacto con el aire. El sabor agridulce antes mencionado es disimulado fácilmente con el abundante excipiente utilizado (10 a 20 cc). Aunque esta sea la forma ideal de consumo, existen algunos inconvenientes:

1. Se hace necesario incluir algún excipiente y es frecuente que éste contenga algo de alcohol. 2. No excluye la necesidad de algún antioxidante a pesar de estar envasada al vacío. 3. Existe el riesgo de tragar alguna partícula minúscula del cristal de la ampolla al romperla. 4. Algunas explotan si han sido batidas con anterioridad. 5. Obliga a guardarlas al abrigo del sol y no pueden soportar temperaturas superiores a los 15º.

Por estos motivos es recomendable comprar solamente marcas de jalea cuyos excipientes sean solamente naturales, miel en especial, y cuyas dosis nunca sean inferiores a los 150 mg para niños y 500 mg para los adultos.

Conservación Editar sección

Por su acelerado proceso de deterioro, la jalea real debe ser conservada a temperaturas bajas de entre o y 2 grados centígrados y en recipientes opacos que no permitan el ingreso de la luz. Lamentablemente este proceso de conservación no se lleva a cabo en la jalea real que se comercializa, ya que, más allá de que los laboratorios cumplan con los requisitos mencionados, al momento del envío a distribuidoras y minoristas se corta la cadena de frío. Cuando el minorista realiza su pedido la dosis de jalea real se envía en transportes que transitaran las distancias de la ciudad, habitualmente sin ninguna cámara frigorífica adecuada y con temperaturas que sobre todo en verano son elevadísimas. Una vez descargada la jalea, los minoristas tampoco suelen contar con una cámara de frío y se pueden observar envases de jalea real fresca expuestos durante varios días en las góndolas. Para peor, cuando el consumidor lo adquiere, debe realizar un camino hasta su hogar, en donde recién quizás la jalea real tome contacto con el frío, aunque los daños seguramente ya serán insalvables. Por estos motivos, lo ideal sería congelar la jalea real recién extraída para después consumirla, aunque obviamente este proceso no esta al alcance de todos.

Productos Editar sección

Aunque no es la forma más difundida, la jalea real mezclada con miel es la manera de presentación que más se asemeja a la sustancia que se encuentra en las colmenas. Lo más adecuado es consumir 10 gramos de jalea real en 1 kilo de miel. Esta dosis se puede tomar sola o como edulcorante en la leche, el yogur u otras cosas, con lo cual tendremos un alimento completo de nutrientes, aprovechando las propiedades de la miel, y sin el agregado de conservantes. En el mercado es muy factible encontrar mezclas que reúnan los cuatro productos básicos de la apicultura: miel, polen, propóleos y jalea real, una combinación excelente. También se encuentra la jalea real encapsulada, con el polvo liofilizado. Para la obtención se congela la jalea pura, ya libre de cera y polen, y se deseca produciendo un polvo que luego se envasará en las cápsulas. En relación a este proceso, se opina que por el liofilizado se interrumpe el proceso de deterioro de la jalea y no se pierde parte de la sustancia como ocurre con otros procedimientos. También se afirma que de esta manera solo se consume jalea real, libre de agua a diferencia de la jalea fresca que posee un contenido de 66% de humedad, por lo que de cada gramo de sustancia un 34% es de utilidad. El aspecto negativo del liofilizado es que al congelar la jalea para a posteriori secarla, lógicamente se pierden y se modifican sus nutrientes. Por ejemplo los azúcares se caramelizan y se pueden degradar algunos aminoácidos o perder los enzimas y las vitaminas B. Lo positivo en este aspecto es que poco importa el cambio en el sabor ya que se toman las cápsulas. También se puede encontrar jalea real en productos como las cremas de belleza, los caramelos, los batidos y hasta los productos capilares

Historia Editar sección

El primer hombre en investigar la jalea real fue el Dr. F. Bergius, alemán ganador del Premio Nóbel que en el año 1933 analizó esta sustancia y ante la complejidad que revestía decidió abandonar la labor. Pero posteriormente se decidió a probarla y comprobó que los resultados fueron sorprendentes, obtuvo a sus 50 años un gran dinamismo y una especie de evolución sexual. En 1938, el francés Maurice Boyer de Belvefer llevó a cabo un estudio científico y metódico sobre la jalea real. Experimentó durante años con perros, gatos y cerdos tratando de descubrir si los efectos serían benignos para los seres humanos. Las conclusiones determinaron que los animales se volvieron más enérgicos y entonces decidió probar con sí mismo y su familia obteniendo resultados favorables Más allá de estos dos antecedentes, el Papa Pío XII fue quien hizo popular el consumo de la jalea real tras probar él mismo luego de que su médico se lo recetase y los resultados fuesen favorables. La noticia rápidamente fue publicada y por ello los efectos de la jalea real cobraron fama mundial. Sin embargo, se produjo una desilusión entre los consumidores porque los resultados no eran los esperados. La explicación data en el elevado costo que tenía la sustancia, lo que obligaba al consumo de una pequeña dosis. Y algo fundamental, no se tuvo en cuenta la degradación que sufría la jalea apenas era extraída ni la necesidad de conservarla en un frigorífico. Este descrédito significó una recaída para la jalea real, que tardó mucho tiempo en levantarse.

Véase tambiénEditar sección

Enlaces externos Editar sección

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio