FANDOM


Los propóleos (própolis) es una sustancia que obtienen las abejas de las yemas de los árboles y que luego procesan en la colmena, convirtiéndola en un potente antibiótico con el que cubren las paredes de la colmena, con el fin de combatir las bacterias y hongos que puedan afectarla.

El propóleo tiene materias colorantes, los flavonoides, que son las más activas en el rol antiséptico del propóleo. Además de esta sustancia, contiene resinas y bálsamos (un 50%), cera de abeja (un 30%), aceites esenciales (un 10%), polen y diversos materiales minerales: aluminio, plata, bario, boro, cromo, cobalto, estaño, hierro y muchos otros. También contiene provitamina A y vitaminas del grupo B, especialmente B3.

Las abejas sin aguijón de la Tribu Meliponini recubren todo el nido de cría con un involucro (lámina o membranas) fabricado con cerumen que es una mezcla de propóleo y cera. Con betumen cierran las aberturas donde confinarán la colonia en los troncos siendo el mismo una mezcla de propóleo pegajoso mezclado con barro también es denominado geopropóleo.

Entre las propiedades medicinales que se le reconocen a este productos están:

  • Antibióticas.
  • Cicatrizantes.
  • Fúngicas.
  • Anti inflamatorias.
  • Analgésicas.
  • Anti alérgicas.
  • Epitelizantes.
  • Anestésico.

Su utilización en seres debe hacerse con reserva y, preferentemente, con recomendación médica.
Históricamente se lo ha utilizado para tratar catarros de las vías respiratorias altas, gripe, sinusitis, otitis, laringitis, bronquitis, asma bronquial, neumonía crónica, tuberculosis pulmonar. También se la utiliza en dermatología para el tratamiento de abscesos, forúnculos, sabañones, grietas, verrugas, entre otros daños de la piel. Se conoce que los egipcios utilizaban el propóleo como parte de los ingredientes para conservar las vísceras de los faraones.

Obviamente, también ha sido utilizada en el tratamiento de animales con fiebre aftosa, necrosis bacilar, mamitis, helmintiasis en ovinos, entre otras. También se lo utiliza en la confección de finísimas lacas para el pintado de instrumentos musicales de cuerda, dándole gran resistencia a la laca.

La cantidad promedio que pueden producir por colmena durante un año depende de la raza de abeja, suele estar entre los 150 g y 300 g.
Se recolecta al comenzar la primavera, ya que es necesario en la colmena durante los tiempos fríos. Para la recolección, el apicultor coloca una plancha plástica perforada sobre los cuadros de la colmena que, en el momento de recolección, introduce en un congelador hasta que el contenido se congela y así poder retirarlo más fácilmente; luego se lo introduce en agua caliente para separar el propóleo de la cera, las abejas muertas o restos de otros animales. En este momento el propóleo se presenta como una sustancia similar a una goma de mascar. Luego toma una forma granulosa y floja, de color ligeramente oscuro. Se lo conserva en recipientes de vidrio, nunca de plástico, lejos del aire y de la luz.

Resumen de Organoleptic and physical characteristics of propolis from northeastern Argentina Editar

  • Angela Sosa López, M.J. Subosky, A. Castillo, J.F. Maidana

El propóleos es un conjunto de sustancias resinosas, gomosas y balsámicas, de consistencia viscosa, que son recolectadas por las abejas de distintas fuentes botánicas y luego transportadas a la colmena, donde son modificadas física y químicamente. El propóleos contiene sustancias farmacológicas activas, por lo que es requerido cada vez más en los mercados internacionales en calidad de fármaco natural. El objetivo del presente trabajo fue determinar las características organolépticas y parámetros físicos de los propóleos procedentes de 14 apiarios del nordeste argentino. En general, los propóleos se presentaron en forma de trozos irregulares opacos y con brillo, de consistencia predominantemente dura, y con impurezas de otro origen. El olor fue mayoritariamente resinoso aromático, atribuido a la flora predominante en el área de estudio, lo que podría ser un factor positivo en su comercialización. El sabor predominante fue insípido y el color marrón con tintes castaños. El contenido de humedad y de cenizas en las diferentes muestras fue muy variable, debido fundamentalmente a su distinto origen geográfico. La variabilidad en el contenido de elementos minerales procede de las sustancias adicionadas por la abeja para otorgar mayor consistencia al propóleos. Este estudio preliminar y sin antecedentes en el nordeste argentino permite inferir, a pesar de las variabilidades encontradas, que este producto natural presenta los requerimientos básicos para su comercialización y estaría en condiciones de competir en los mercados internacionales

Véase también Editar

Enlaces externos Editar